MRI 2200 y 2300

- encoders con anillo magnético para ejes grandes

Sin rodamientos de bolas ni otra superficie de contacto, los anillos magnéticos de Leine Linde son prácticamente inmunes al desgaste mecánico. Los encoders están hechos de aluminio ligero y cuentan con una superficie anodizada que permite usarlos sin ningún problema en entornos con agua salada. Los cabezales sensores utilizan diversas interfaces estándar en el mercado para las señales incrementales. La interfaz High Current HTL se ha diseñado especialmente para la transmisión a larga distancia. 

Encoders sin rodamientos montados en brida

Los encoders MRI 2200 están hechos con un diseño para su montaje en brida, en el que, gracias a los orificios axiales, se pueden fijar mediante tornillos a la extensión de eje de la aplicación. El anillo está segmentado en piezas y se puede montar desde ambos lados del eje. De esta manera, se facilita la puesta en servicio. La distancia entre el anillo y los cabezales de lectura permite la expansión térmica o la falta de  concentricidad del eje de la aplicación. La tolerancia radial es de 0,1-3 mm y axialmente se permite una compensación de ± 4 mm para el modelo 2202. Para el modelo 2206, se permite una distancia de lectura aún mayor. 

Encoders sin rodamiento montaje ClamFit

Los encoders MRI 2300 se montan mediante un sistema de abrazadera. Esto simplifica la manera de fijar el anillo en cualquier eje cilíndrico estándar. Cuando los segmentos del anillo se atornillan juntos,  automáticamente ejercen presion de forma radial sobre el eje. Esto permite la fijación en un eje cilíndrico estándar sin tener que preparar este . El montaje y la adaptación con este encoder es algo muy sencillo.

Case study

Magnetic encoders for large shafts